domingo, 1 de marzo de 2015



Libérate de personas negativas: invierte tu tiempo con personas ambles, divertidas e inteligentes. Las relaciones deben ayudarte, no herirte, por lo que es preferible rodearte de personas que reflejen esas cualidades que quieres mejorar en tu vida, personas que admires y que te hagan sentir orgulloso.
Deja ir a los que se fueron: aunque sea doloroso, hay personas interesadas que se irán cuando dejes de ser útil para ellos. Lo bueno de esto es que te quedarás sólo con las personas que de verdad te aprecien. Es por ello que cuando alguien se va de tu vida, sólo déjalo pasar. Si te abandonan es que no deben estar en tu destino.
Regálate la oportunidad de conocer a las personas: cada ser humano tiene una historia, cosas que ha vivido y los ha modelado; así que antes de establecer un juicio basado en las apariencias, dales la oportunidad de expresarse y aprender quiénes son.
Se amable y respetuoso con todos: trata a todo el que te rodee con la misma actitud, incluso aquellos que son rudos contigo. Ser amable no cuesta nada y el respeto es algo que todos merecen.
Se tú mismo: mantener una máscara o una postura falsa frente a la gente será notado rápidamente por quienes te rodean, y se sentirán defraudados por tu actitud. La honestidad es tu mejor arma y te garantizará relaciones transparentes y armoniosas, basadas en la verdad