miércoles, 28 de enero de 2015

Anónimo






 
Sé feliz, porque la piedra nunca es tan grande, porque las injusticias acaban pagándose, porque el dolor se supera, porque la verdad...insiste, porque el coraje levanta, porque el miedo te fortalece, porque los errores te enseñan, y porque nadie es perfecto. La Vida siempre da una segunda oportunidad para todo y pone a cada uno donde debe estar.