miércoles, 28 de enero de 2015

Anónimo


 
 
La vida es tan corta como para vivirla con resentimiento, rencor y enemistad hacia los demás. Si perdono quizá no sea porque lo merezcan sino porque a mi corazón no le enseñé a cargar cosas ni sentimientos que me impidan ser feliz